FINANCIAMIENTO DE LOS HOGARES - NOVIEMBRE 2019
11/08/2019 - 00:00
Síntesis - Tasas de interés - Endeudamiento de las familias - Préstamos al consumo - Financiamiento: ventas en supermercados por rubro - Conclusiones

Síntesis

Durante los últimos cuatro años, la gestión Cambiemos ha aplicado políticas macroeconómicas que han alentado la financiarización de la economía; de esta manera, en un contexto donde primó una política monetaria con tinte contractivo, tipo de cambio elevado, altas tasas de interés e inflación, y salarios reales negativos, los hogares han tratado de mantener su nivel de consumo. Es así que muchas familias recurrieron al endeudamiento para lograrlo.

El presente informe se realiza entonces con el objetivo de monitorear los principales indicadores de financiamiento al consumo, en agosto y septiembre 2019, los cuales condicionan y afectan de manera directa e indirecta a los hogares que, en el mejor de los casos, eligen, y en otros, simplemente “caen” en el sistema financiero argentino.

Destacados de prensa

El 80% de las entidades que emiten tarjetas de crédito, cobra una tasa anual por refinanciación de saldos de consumo superiores al 100%, y casi un 10% lo hace a tasas superiores al 200% (siendo la mayoría, entidades no financieras)

Poco más del 80% de las entidades que ofrecen préstamos personales, lo hacen con un costo financiero total anual con impuestos (CFET) superior al 100%, y un 13% por encima del 200% (hay compañías que incluso registran tasas superiores al 400%).

El nivel de endeudamiento de las familias se ha multiplicado por cuatro desde 2007, registrando el incremento más agresivo desde 2015 a esta parte, principalmente en el decil de menores recursos, y en uno de los deciles de mayores ingresos. Los deudores de los estratos de menores ingresos de la población registraron los mayores niveles de mora.

En 2019, el consumo de alimentos y bebidas en el total de ventas de los supermercados ha ido en aumento alcanzando en julio un 69% (3 puntos porcentuales más que en diciembre de 2018). Los hogares financian poco más de un tercio de estas compras con tarjeta de crédito, (proporción en aumento desde 2017). Hecho que, en un contexto inflacionario, con salarios reales negativos, y donde el costo de financiación se ha incrementado de manera exponencial, sofoca a las economías domésticas que recurren al endeudamiento para acceder a bienes de primera necesidad.

A modo de ejemplo, si una persona posee una tarjeta de crédito cuya tasa de refinanciación es del 250%, y durante tres meses sólo puede pagar el saldo mínimo, tendrá entonces una deuda un 85% del monto inicial; si esta situación persiste, al cabo de un año ya habrá pagado 1,3 veces el monto inicialmente financiado, y aún estará debiendo más la mitad del valor original.

Seguir AQUÍ